lunes, 29 de diciembre de 2014

DESEOS PARA LA FELICIDAD

La fiesta del año nuevo es una excelente oportunidad para plantearse y proponerse para cumplir uno buenos y prácticos propósitos de educación para la felicidad. Si bien hay que educar para las responsabilidades de la vida cotidiana, eso no basta: hay que educar para la felicidad, desde la autonomía, una tarea nada fácil, porque los chicos desde que nacen están expuestos a un mundo incierto y cargado de temores, presiones y tentaciones que fácilmente empujan al egoísmo malsano, al engaño y la envidia; a la auto complacencia, a buscar el éxito sin importar los medios y sin importar a quién lastimen en el camino; en fin, un mundo en el que pareciera que todo se vale.

Frente a estos riesgos, hay que educar para la felicidad desde la ética y en la
estética, educar o formar para la convivencia. Los chicos deben crecer con criterios propios en un mundo en el que se diluyen el imperativo moral de luchar por aquello que es correcto o noble o el imperativo estético de expresarse mediante creaciones artísticas que los conmuevan.

Y cómo?, sencillo hay que hacer unos propósitos y verificar que estén cumpliendo, unos propósitos escritos con amor, paciencia, coherencia, unos propósitos con convicción, y tener en cuenta que los propósitos deben venir acompañados de “buen ejemplo”, porque aquí los sermones y discursos se agotan y para nada o poco sirven, hay que salpicara diario el ejemplo con amor, ética y estética. Estos propósitos deben aprenderse y practicarse hasta que se vuelvan casi intuitivos: hacer lo correcto, hacer el bien, sentir en carne propia el dolor y la alegría ajenas, ser solidarios, disfrutar de la diversidad humana, en fin, ser buenos hermanos es algo que solo se aprende viviendo… y reflexionando sobre cómo viven los menores, es decir hasta convertirse en hábito, pero cuidado, porque si algo es evidente para los niños durante su primera infancia, es la falta de congruencia entre el discurso y la práctica, como quien dice el ejemplo: los chicos detectan velozmente “sepulcros blanqueados” que sientan cátedra moral mientras demuestran lo contrario con su vida y con sus hechos. Hay que predicar con el ejemplo y reflexionar sobre ello.

Finalmente, lo principal, para trazarse los propósitos de año nuevo, es usar la tinta del corazón, no es un manual sico-rigido, hay que aprender que se ejercita a ser buenos por conveniencia no por temor. La zanahoria y el garrote no son buenos instrumentos pedagógicos cuando se trata de sentimientos y valores, cuando se trata de construir criterios éticos, cuando se trata de aprender a hacer lo correcto. Obviamente debe haber algunos estímulos, jamás el chantaje, mucho menos el castigo físico, o la humillación. Recordar que los limites son necesarios, hay que promover la la ética, la bondad, el amor, el respeto, la dulzura, mas caricias, mas mimos, mas cuentos, mas canciones, mas juegos!

Entonces manos a la obra, propósitos, reales, claros, cumplibles, éticos y estéticos, como quien dice fortaleces los lazos familiares para el 2015:

Pasar más tiempo con los hijos. Los estudios demuestran que los niños que tienen un vínculo fuerte con sus papitos, desarrollan una mejor autoestima y sufren menos angustia emocional. Demostrar afecto, al demostrarles a los hijos que los aman, les están comunicando que son una parte importante de sus vidas. Cumplir sus promesas. Prometan solamente aquello que puedan cumplir. Que las promesas sean algo significativo para sus hijos, como pasar tiempo juntos. Respetar esas promesas. Conectarse con sus emociones, los papitos s les enseñan a sus hijos mediante sus actos, es decir el ejemplo. Los papitos deben poner en orden sus sentimientos y demostrar a sus hijos que siempre es importante actuar de manera respetuosa al relacionarse con los demás, no importa cuán difícil sea la situación.

Aprender a escuchar mejor, los papitos deben tomarse tiempo para escuchar los problemas y las ideas de sus hijos. Con frecuencia, los papitos hablan demasiado y no escuchan lo suficiente, particularmente cuando los niños han hecho algo mal, hay que darles la oportunidad de explicar lo que saben sobre una situación determinada y escucharlos con paciencia, amabilidad y mucho respeto. Disciplinar con amor, porque los chicos necesitan orientación y disciplina, no para castigarlos, sino para ponerles límites razonables, recordarles a los hijos las consecuencias de sus actos y recompénsenlos con algo significativo cuando se comporten bien.

El buen ejemplo, tal vez es el propósito más importante porque ayuda siempre a que los hijos a elegir bien enseñándoles lo que está bien y lo que está mal y animándolos a dar lo mejor de sí. Y cuando los chicos van a pre-jardín hay que participar activamente de sus labores, estar atentos a los avisos y a la información que envía la escuela, preguntar a los chicos cómo les va en la escuela, aprender los nombres de los maestros y amigos de los chicos y conocerlos. Relacionarse con otros papitos es importante, para hablar y compartir los problemas y las preocupaciones de la paternidad. Los papitos tienen por naturaleza un vínculo en común porque comparten experiencias similares, mantener el sentido del humor y estén abiertos a ideas nuevas.

Y por ultimo no por eso menos importante, cuidar a sus hijos lo mejor que
puedan, controlar lo que comen, mantenerlos activos y asegurarse que duerman lo suficiente.

Ahora bien, en la celebración de año nuevo, hacer una promesa de ser los mejores papitos, y por su puesto para todos un 2015 lleno de amor, en paz y alegría, con salud y prosperidad!

Con Caricias Calientitas

lunes, 22 de diciembre de 2014

VISITAS NAVIDEÑAS  PARA LA FELICIDAD

La mayor parte de los comportamientos infantiles son aprendidos y la conducta del niño es el resultado de la interacción del pequeño con su ambiente social, familiar y escolar. Coloquialmente digamos que “hace lo que ve”. En la primera infancia “visitar o ser visitado” es inconsciente y se manifiesta con timidez extrema, extroversión salida de tono, agresividad en ocasiones, siempre se tiene edad para ponerse en el lugar de los demás hay que enseñarle a comportarse.

Para poder cambiar los inadecuados
hábitos infantiles lo primero es cambiar el ambiente en que vive el niño ya que es la raíz del problema; nuevamente hay que traer al ejemplo a colación, el mejor maestro es el ejemplo. El comportamiento entre padres, con los hermanos, con los amigos, con la gente en general, puede potenciar la empatía o la antipatía. No significa que para cambiar los hábitos haya que utilizar el castigo físico o emocional, ni mas faltaba ya que esa no es nunca una buena opción, hay vías mucho mejores y efectivas: hablar con amor, dulzura, claridad con ellos, hacerles entender queque se es feliz cuando hacemos felices a los demás, al bebé enseñarle a sonreír, a los mas grandecitos las palabras mágicas, saludar, por favor, gracias, son indispensables, ponerle ejemplos cercanos con su muñeco preferido, también con conocidos, familiares, amigos, etc.… Por ejemplo: vamos para la casa de loa abuelitos, vamos a estar felices, ó vienen los primitos vamos a compartir con ellos…
Antes de "ir a la visita" muchos niños se preocupan y sienten aprensión ante la visita hay que diferenciar porque hay visitas de visitas, ir donde el médico, a la iglesia, a una oficina, es diferente a ir donde amigos y familiares igual en el caso contrario, viene el médico, la abuelita, los primos. Independientemente de que tengan que ir a una visita cualquiera el chico debe ser preparado con amor, igual hacemos nosotros, de lo contario se vuelven propensos a tener miedos y algunos hasta pueden sentirse culpables. Algunos temores y sentimientos de culpa son fáciles de detectar y los niños hablan abiertamente sobre ellos, pero hay otros miedos que mantienen en secreto y no hablan sobre ellos. Preparando a su hijo para la visita, usted podrá ayudarle a expresar esos miedos y a vencerlos y mejor aún mostrarle las ventajas de ir a visitar o que los visiten.

El miedo a lo desconocido y a la separación. A menudo los niños temen que sus padres les dejen solos en la visita. Es muy frecuente en niños de menos de siete años, pero también puede estar presente en niños mayores, de hasta 12 o 13 años.

Miedo a algún miembro de los que se visita. Lamentablemente, una de las preocupaciones del niño puede ser la actitud y forma de proceder del adulto. Un niño puede malinterpretar cualidades como la rapidez, la eficiencia, la objetividad y la distancia como seriedad, frialdad o rechazo. Es bueno jugar a la visita en casa los días previos.

Algo que los emociona y compromete es llevar un presente, linda costumbre que se adquiere para toda la vida. Se promueve el agradecimiento, la generosidad y el respeto por la diferencia.

Miedo a lo desconocido. El miedo ante lo desconocido hace que a los niños también pueden sospechar que les van a tener que dejar a dormir y otros creen que jamás van a volver a ver a sus padres. Además, los niños a menudo tienen sentimientos de culpa y creen que su comportamiento es como un castigo por algo que han hecho o que han dejado de hacer. Los niños que se sienten culpables también pueden creer que las visitas forman parte del castigo. 

Por eso hay inculcar la felicidad, con alegría, con espíritu investigativo, lo que
vamos a ver, a quienes vamos a ver, y aquí viene un coco para todos “no tocar” por eso hay que establecer limites en el hogar tales objetos son de papá, les enseñamos como se llaman, se los mostramos pero no los tocamos, con ejemplos con sus propios juguetes y sus muñecos preferidos se logra esta sencilla tarea, cuando la situación parece salirse de las manos porque en la casa visitada hay un objeto para el pequeño maravilloso, pues hay que acudir a los sofismas de distracción, mira mi lindo aquí esta tu muñeco, es importante que el pequeño siempre lleve su “objeto de seguridad” su peluche preferido, y si no lo llevó pues inmediatamente ir a los exteriores mostrar, flores, en fin, se debe visitar casas que se sepan los niños son bien recibidos.

Imagínense papitos lo que puede sentir un niño que llega a un lugar donde hay un pueblito de pesebre lleno de colores y juguetes electrónicos con movimiento, pues lo mismo que siente el papá cuando visita un concesionario de carros y ve el carro deportivo de sus sueños, unas ganas locas de tocar, subirse en él, aquí hay que usar la memoria selectiva, en la casa tenemos uno muy chévere distinto pero lindo, y con ese somos felices! Además ponerse en los zapatos del niño resulta supremamente útil para buscar soluciones alternas.

Con Caricias Calientitas

miércoles, 17 de diciembre de 2014

AGUINALDOS PARA LA FELICIDAD

REGALOS NAVIDEÑOS PARA LA FELICIDAD

La navidad trae consigo acontecimientos alegres que rebozan la generosidad y entonces aparecen los regalos, hay más alegría en el hogar, dormimos menos horas, una referencia a una “preocupación”, qué regalarle a los más pequeños? Y es en la clínica en donde empiezan a llegar los regalos para los bebés, desde biberones pasando por ositos, peluches, muñecos, hasta cunas; todo lo que necesita un bebé. Los regalos para bebés no sólo se reciben en la clínica, luego de la recuperación de la mamita, ésta suele dar una “fiesta” de bienvenida al niño dentro de su entorno; organiza una cena o almuerzo, o una pequeña reunión con el fin de conmemorar el nacimiento de su esperado hijo.

Y la navidad es una época perfecta para volver a regalar, generalmente antes de llevar un regalo, sería conveniente consultar qué es lo que más necesitan los chicos, así no sólo se podrá satisfacer el pedido de la mamita sino también evitar repetir presentes. Los regalos para bebés más comunes son la ropa y los juguetes; la ropa siempre es necesaria, así como la ropa de cama. Al comprar un conjunto, camiseta u otro accesorio es necesario saber qué talla tiene el niño; de todas forma se aconseja regalar al menos un talle más grande ya que los chicos crecen y se desarrollan de forma rápida. Los niños que tienen seis meses suelen adoptar la talla del año, y los que cumplieron el año habitualmente tienen la talla de dos años. Esta situación se normaliza cuando el niño cumple sus dos años, ya que allí su organismo se acomoda.

La ropa de cama es uno de los presentes más populares entre los regalos para los
chicos más chicos, ya que aunque la mamita les tenga juegos de sábanas, la ropa de cama nunca está de más y sobre todo si es decorada infantilmente. También se recomienda regalar pijamas, mantas, colchas para cunas, pequeñas almohadas, todo lo que el niño pueda emplear para dormir. Dentro de la ropa de cama, aunque suene extraño, están los peluches, increíblemente ayudan a dormir al niño de forma adecuada y prolongada, convirtiéndose luego en su muñeco de cabecera.

Los juguetes son regalos adecuados, ellos son los encargados del proceso de desarrollo del infante ya que mediante ellos aprende y explorara el mundo que los rodea. Hay que ser cuidadosos al momento de regalar uno, ya que no todos los juguetes son igualmente indicados para todas las edades. Los juguetes para niños de 6 a 10 meses no pueden ser usados por recién nacidos por cuestiones de seguridad. Los accesorios también son considerados regalos para bebés, son muchos los amigos de los papitos que regalan biberones, chupetes, cambiadores, pequeñas sillas para autos, carritos, sonajeros, etc, un regalo original pueden ser accesorios para que el niño coma cómodamente. Ahora que si el presupuesto es representativo, se le puede regalar una cuna o un cochecito; un triciclo o una bicicleta, todos son buenos regalos, pero antes de hacerlos se debe consultar con los papitos qué sería más apropiado y qué modelos. Esto se debe a que en estos los materiales elementos deben ser seguros para el niño; la cuna o corralito debe tener altas paredes para que el niño no caiga y el andar del cochecito debe ser estable para evitar movimientos en falsos y posibles traspiés.

Regalar ropa para niños siempre es algo de agradecer pues supone un
desembolso importante para la familia, pues no es nada barata, y con eso se ayuda aunque sea de forma simbólica. Ropa para que estén en casa, ropa para que salgan a la calle, ropa para ir a dormir, incluso graciosos disfraces para días especiales; las posibilidades son muchas. Otro regalo puede ser accesorios para el cuidado del chico: Es otra de las categorías de regalos útiles, complementos para la higiene como por ejemplo, pequeñas bañeras, cambiadores, etc. También complementos para el viaje; cochecitos, sillitas, etc. Cada día aparecen nuevos complementos.

Otra vez los juguetes, que son sinónimo de navidad, pues el juguete, por encima de todo, debe ser seguro. El chico seguramente morderá, golpeará, y arrastrará el juguete, así que solo regalar aquellos capaces de resistir este uso, y las mamitas, los juguetes son para usarlos no para exhibirlos en repisas inalcanzables, el juguete debe adaptarse también a la edad del niño pues en cada etapa las necesidades son algo distintas.

Voy recordando regalos útiles, como decoración y mobiliario para la habitación del niño: Quizá no sea una opción tan evidente, pero en ella también hay muchas posibilidades: divertidas lámparas, cuadros, portafotos, colgantes móviles para el techo o incluso para la cuna, proyectores de luces y formas en la pared, etc.

Al comprar juguetes deben tenerse en cuenta aspectos como la idoneidad, la seguridad, el valor didáctico y la calidad. Los juguetes son sin duda uno de los productos de mayor venta en las Navidades. Los niños y los papitos son los principales protagonistas de ese momento de ilusión que llega cada año con los regalos del Día de Reyes o el de Navidad con la visita de Papá Noel. Para que los niños disfruten los juguetes, los papitos deben tener en cuenta una serie de consejos básicos para hacer una buena compra. En concreto los juguetes deben reunir los siguientes requisitos: La idoneidad, es decir debe tenerse en cuenta la edad y los gustos del niño, el valor psicopedagógico o didáctico del juguete, la seguridad, y una buena relación calidad precio. A la hora de elegir un juguete hay que pensar en la edad y los gustos del niño. Normalmente los fabricantes indican en la caja la franja de edad para la que resulta adecuado el juguete en cuestión, esto es importante para evitar que el niño pierda interés rápidamente una vez que ha pasado el primer momento de sorpresa e ilusión con el que abren los regalos. Además es importante motivar al niño en el uso y las posibilidades que tienen los juguetes.

Algunas recomendaciones para regalas juguetes: En el primer año de vida predomina el juego motor, por ello en esta etapa los juguetes más adecuados son los móviles que pueden colgarse sobre la cuna; sonajeros y muñecos con pito y también juguetes flotadores para el baño. De 1 a 2 años la característica fundamental es la autonomía en la marcha, por este motivo se recomiendan juguetes de empujar y arrastrar: carritos con cuerda, figuras grandes de animales etc. En las siguientes etapas los juguetes deben adaptarse, de forma general, al desarrollo físico y cognitivo del niño y siempre ateniéndose - como se decía anteriormente - a las indicaciones del fabricante.

Los juguetes y el juego en general tienen un papel importante en la formación de la personalidad de los niños, ya que favorecen el proceso de socialización y el desarrollo afectivo, motor e intelectual así como la integración social. Por este motivo a la hora de elegir un juguete hay que tener en cuenta sus posibilidades pedagógicas. En este sentido hay que destacar que cada vez son más los fabricantes que indican en el empaque la edad adecuada y dan orientaciones pedagógicas sobre el juguete.

Los regalos de navidad o reyes son ocasiones que estimulan valores como el
agradecimiento, la aceptación, la generosidad, el respeto por el juguete del otro, y ojo algo importante regalar cuentos, libros los hay para bebés, y para todas las edades, otra cosa no hay que generar falsas expectativas, y mucho menos patrocinar el consumismo, ser equitativos en los hogares de varios hijos.

Indudablemente todo esto es mejor cuando los papitos, juegan con sus hijos, cuando el regalo viene empacado con el cariño y la dulzura de los papitos, de quién da el regalo, y por favor cero amenazas, eso de decirle si haces tal cosa! No hay regalos para ti, tampoco chantajear, otro regalo es prodigar una feliz navidad sin pólvora, en paz, armonía, que no vean los papitos y mayores borrachos, dando espectáculos de quinta. Definitivamente el mejor regalo, es imposible de envolver, porque el amor, la dulzura, la ternura, la alegría, es un regalo que como el espíritu navideños debe perdurar todo el año, como una muestra de que queremos niños Felices siempre!

Con Caricias Calientitas


miércoles, 10 de diciembre de 2014

NAVIDADES PARA LA FELICIDAD

La mayor parte de los comportamientos infantiles son aprendidos y la conducta del niño es el resultado de la interacción del pequeño con su ambiente social, familiar y escolar. Coloquialmente digamos que “hace lo que ve”. En la primera infancia “visitar o ser visitado” es inconsciente y se manifiesta con timidez extrema, extroversión salida de tono, agresividad en ocasiones, siempre se tiene edad para ponerse en el lugar de los demás hay que enseñarle a comportarse.

Para poder cambiar los inadecuados hábitos infantiles lo primero es cambiar el ambiente en que vive el niño ya que es la raíz del problema; nuevamente hay que traer al ejemplo a colación, el mejor maestro es el ejemplo. El comportamiento entre padres, con los hermanos, con los amigos, con la gente en general, puede potenciar la empatía o la antipatía. No significa que para cambiar los hábitos haya que utilizar el castigo físico o emocional, ni mas faltaba ya que esa no es nunca una buena opción, hay vías mucho mejores y efectivas: hablar con amor, dulzura, claridad con ellos, hacerles entender que se es feliz cuando hacemos felices a los demás, al bebé enseñarle a sonreír, a los mas grandecitos las palabras mágicas, saludar, por favor, gracias, son indispensables, ponerle ejemplos cercanos con su muñeco preferido, también con conocidos, familiares, amigos, etc.… Por ejemplo: vamos para la casa de loa abuelitos, vamos a estar felices, o vienen los primitos vamos a compartir con ellos…

Antes de "ir a la visita" muchos niños se preocupan y sienten aprensión ante la
visita hay que diferenciar porque hay visitas de visitas, ir donde el médico, a la iglesia, a una oficina, es diferente a ir donde amigos y familiares igual en el caso contrario, viene el médico, la abuelita, los primos. Independientemente de que tengan que ir a una visita cualquiera el chico debe ser preparado con amor, igual hacemos nosotros, de lo contario se vuelven propensos a tener miedos y algunos hasta pueden sentirse culpables. Algunos temores y sentimientos de culpa son fáciles de detectar y los niños hablan abiertamente sobre ellos, pero hay otros miedos que mantienen en secreto y no hablan sobre ellos. Preparando a su hijo para la visita, usted podrá ayudarle a expresar esos miedos y a vencerlos y mejor aún mostrarle las ventajas de ir a visitar o que los visiten.

El miedo a lo desconocido y a la separación. A menudo los niños temen que sus padres les dejen solos en la visita. Es muy frecuente en niños de menos de siete años, pero también puede estar presente en niños mayores, de hasta 12 o 13 años.

Miedo a algún miembro de los que se visita. Lamentablemente, una de las preocupaciones del niño puede ser la actitud y forma de proceder del adulto. Un niño puede malinterpretar cualidades como la rapidez, la eficiencia, la objetividad y la distancia como seriedad, frialdad o rechazo. Es bueno jugar a la visita en casa los días previos. Algo que los emociona y compromete es llevar un presente, linda costumbre que se adquiere para toda la vida. Se promueve el agradecimiento, la generosidad y el respeto por la diferencia.

Miedo a lo desconocido. El miedo ante lo desconocido hace que a los niños también pueden sospechar que les van a tener que dejar a dormir y otros creen que jamás van a volver a ver a sus padres. Además, los niños a menudo tienen sentimientos de culpa y creen que su comportamiento es como un castigo por algo que han hecho o que han dejado de hacer. Los niños que se sienten culpables también pueden creer que las visitas forman parte del castigo. 

Por eso hay inculcar la felicidad, con alegría, con espíritu investigativo, lo que vamos a ver, a quienes vamos a ver, y aquí viene un coco para todos “no tocar” por eso hay que establecer limites en el hogar tales objetos son de papá, les enseñamos como se llaman, se los mostramos pero no los tocamos, con ejemplos con sus propios juguetes y sus muñecos preferidos se logra esta sencilla tarea, cuando la situación parece salirse de las manos porque en la casa visitada hay un objeto para el pequeño maravilloso, pues hay que acudir a los sofismas de distracción, mira mi lindo aquí esta tu muñeco, es importante que el pequeño siempre lleve su “objeto de seguridad” su peluche preferido, y si no lo llevó pues inmediatamente ir a los exteriores mostrar, flores, en fin, se debe visitar casas que se sepan los niños son bien recibidos. 

Imagínense papitos lo que puede sentir un niño que llega a un lugar donde hay un
pueblito de pesebre lleno de colores y juguetes electrónicos con movimiento, pues lo mismo que siente el papá cuando visita un concesionario de carros y ve el carro deportivo de sus sueños, unas ganas locas de tocar, subirse en él, aquí hay que usar la memoria selectiva, en la casa tenemos uno muy chévere distinto pero lindo, y con ese somos felices! Además ponerse en los zapatos del niño resulta supremamente útil para buscar soluciones alternas.

Con Caricias Calientitas

miércoles, 3 de diciembre de 2014

SIN PÓLVORA PARA LA FELICIDAD

Luces multicolores, estallidos sin fin y ambiente navideño giran alrededor de la pólvora, un demonio vestido de ángel. Algunos se preguntan ¿qué sería de la Navidad sin pólvora? Otros, simplemente, les responden que se encontrarían con una época sin pabellones de quemados en los hospitales. ¿De qué está hecho este material de diversión y tragedia? ¿Por qué los niños en la primera infancia tienen que escuchar los estruendos de la pólvora para pasar bueno? Una tradición que ha encantado a generaciones en todo el mundo pero que también ha sido la culpable de diversas pesadillas, donde los más chicos son los más afectados.

Luces en el cielo “Entre pitos y matracas, entre música y sonrisas, el reloj ya nos avisa que ha llegado un año más. Las mujeres y los hombres un besito nos daremos y entre todos cantaremos llenos de felicidad”. Y estos coros decembrinos también están acompañados por el sonido de la pólvora, que anima hasta un velorio en estos tiempos de fiesta. Las luces en el cielo representan esa magia de la Navidad y la unión que existe entre los pueblos. Evidentemente, este artefacto explosivo sólo debe ser manipulado por profesionales. Todo un ritual gira alrededor de la pólvora: “Los juegos pirotécnicos son tan bellos como peligrosos. Es por eso que sólo debe ser manejada por gente especialista en estos explosivos. Miren papitos educadores para la Felicidad ni siquiera las famosas luces de bengala son inofensivas, por el contario se conocen infinidad de caso donde los chicos pierden la vista, un dedito…Y muchas veces son los papitos los que inducen a los niños a la quema de estos artefactos. Cuando hay un espectáculo de juegos pirotécnicos deben estar presentes el cuerpo de bomberos, ambulancias y policías para prevenir cualquier accidente”. Dicen que el fruto prohibido es el más tentador.

En este caso, la pólvora, ilegal en todo sentido, se resiste a desaparecer en cada diciembre y se muestra como un títere de la irresponsabilidad de la sociedad. No empieza la temporada y ya hay más quemados que gente disfrutando. 

Aquellos sujetos con ojos rasgados, los chinos, le han regalado al mundo la
maquinaria más asombrosa, los electrodomésticos más novedosos y la pólvora más luminosa. Fue en China donde se creó, por equivocación, esta herramienta ambiente para cualquier fiesta. El profesional en química que combinó las fórmulas para otra cosa se dio cuenta del material explosivo que estaba en sus narices. En el siglo X la pólvora fue utilizada para las guerras entre mogoles y húngaros. Cuando llega a Europa fue bautizada como el “Fuego griego”. Tanta historia para ilustrarles a los lectores de Caricias Calientitas, que la pólvora, utilizada irresponsablemente, puede causar efectos catastróficos para todos. Ojo, que las tales chispitas están elaboradas de un material nocivo para el organismo. El sólo hecho de poseer nitrato de potasio y azufre es un peligro para los niños que supuestamente disfrutan de esta herramienta. El peligro también radica en las partículas de fuego que vuelan de una dirección a otra, ocasionando un daño irreparable en la vista de cualquier persona”.

Irresponsable es aquel que prende una papeleta con un cigarrillo, tira un volador hacia las personas cercanas, le da pólvora a los niños para que jueguen, prenden tacos en las alcantarillas, fabrica pólvora sin ninguna protección… irresponsable es aquel que no se conforma con sólo verla, sino que tiene que manipularla para disfrutar de estas festividades.

La Navidad, que debe ser motivo de alegría por el cumpleaños del Niño Dios, que nació en la tranquilidad de un pesebre, se transforma en ruidosa celebración que muchas veces termina poniendo su cuota de dolor especialmente en los hogares pobres. Distinto al estallido fatal de los cohetes y petardos, es el fuego pirotécnico que, alejado del alcance de la humanidad, se desgrana silente en el firmamento para iluminar la Noche Buena.

Hacen falta más espectáculos de estos en nuestro medio para contrarrestar el estallido de los morteros que crispan los nervios y nos transportan mentalmente a un campo de batalla. Que Santa vuelva a su trineo llevando a los niños por el mundo mágico de la Navidad y que en cada casa veamos nacer al Niño Jesús reviviendo la tradición. Si bien es cierto que de la elaboración de los productos de pólvora depende el sustento de muchas familias pobres, también es una realidad que ellas mismas han sido víctimas mortales de su propio patrimonio, cuando se incendian estos talleres artesanales, con sólo el calor de una brasa.

Lo conveniente sería que todas las municipalidades prohibieran la venta de
artículos de pólvora sin importarles los impuestos que ellos generan, y que los artesanos de estos explosivos encontraran una forma de ganarse la vida que reporte únicamente efectos beneficiosos. Pero sobre todo, para evitar tragedias, debe estar de por medio nuestro raciocinio. Debemos pensarlo dos veces antes de darle dinero a un menor para que vaya a comprar un cohete que atente contra su propia integridad física y la tranquilidad que desearía para sí, el Niño Dios. Para todos mis adorados chicos un feliz navidad y mi mayor deseo es que la navidad les traiga hogares unidos, amorosos y sobre todo felices.

Con Caricias Calientitas

lunes, 24 de noviembre de 2014

RELATOS PARA LA FELICIDAD

Leerle un cuento a un pequeño es la mejor forma de estimularlo, los expertos dicen que también ayuda a su creatividad, fomentar su capacidad de escucha y concentración. Cuando los papitos narran cuentos a sus hijos desde la primera infancia, están realizando actos de amor. Los cuentos abren las puertas de la imaginación, los sueños y las fantasías, de lo mágico, pues en ellos todo resulta posible: los animales pueden hablar, aparecen palabras mágicas para abrir puertas, esto contribuye a mantener la capacidad de asombro en los niños e incentivar su creatividad. A través de los cuentos los niños aprenden que en la vida existen los roles y de esta manera aumenta su capacidad para desenvolverse mejor en el plano social. Los cuentos presentan mucha información geográfica e histórica que ayuda a un niño a empezar a ubicar diferentes momentos históricos y a aprender de una forma amena datos de cultura general. Además, los cuentos muestran como en la vida se van presentando problemas y que con habilidad se pueden ir resolviendo.

Los papitos se deben esmerar por seleccionar los cuentos que presenten valores,
personajes buenos, que le permitan al pequeño tener modelos a seguir. Hay que hacer altos para explicar que hay malos, y que son rechazados por malos; y por su puesto resaltar a los buenos, buscar identificaciones, aprovechar momentos de suspenso para hacerles caer en cuenta que todo en la vida trae consecuencias, tanto las malas actuaciones como las buenas. De todos es sabido que es sumamente importante que los niños adquieran el hábito de la lectura, pero la gran dificultad reside en la falta de conocimiento de muchos papitos en cómo situar a su hijo en este fantástico camino. El interés por la lectura puede ser sugerido al niño de una forma sencilla, espontánea y duradera. El niño que empieza a tener contacto con los libros desde muy pequeño, antes de aprender a leer, simplemente ojeándolos, según algunas investigaciones, se encuentra más preparado para tener éxito en los estudios y en la vida de una forma general. Aquí el ejemplo es vital, si los papitos no leen es casi imposible que sus hijos desarrollen el habito de la lectura; el acto de leer o simplemente de ojear un libro hace niños más inteligentes, imaginativos y creativos. Y eso es lo que se quiere para todos los chicos, la optima utilización del tiempo libre, desde bebés se empieza a construir ese fabuloso hábito, en el cuarto de todo chico debe haber una mini biblioteca.

Para empezar, es necesario que el chico vea a sus papitos y los adultos que lo rodean, siempre que sea posible, con un libro en la mano. Los niños sentirán más interés por leer un libro si ven que este hábito está presente en su entorno. Los niños son los máximos imitadores lo hacen con precisión y excelencia, es mas el juego nace de la imitación, es su forma de aprender. Si ellos notan que les gusta leer y que tratan los libros con cuidado y respeto, ellos probablemente, harán lo mismo. Es necesario que los papitos, y aquí los docentes estén convencidos de que la lectura debe ser empleada como una forma más de diversión y no como una obligación. Los libros no deben ser introducidos a la cotidianidad del niño solo cuando él esté aprendiendo a leer o solo cuando él ingrese en la escuela. El contacto con los libros debe empezar antes. Yo diría que desde bebés, con libros seguros, gruesos de una sola imagen, existen en el mercado pequeños y curiosos libros hechos con tela, e incluso con material plástico indicados para el juego a la hora del baño. Existen también pequeños diccionarios para que los bebés se vayan familiarizando con las palabras, las letras, relacionándolas poco a poco a la imagen. El secreto a esta edad, es hacer que el bebé vea el libro como un juguete más, con el cual puede aprender, tornarse mayor, descubrir, crear fantasías, y oír muchas historias interesantes y encantadoras. Al principio, hay que dar preferencia a los libros ilustrados, con pocas palabras, y hacer que el niño lo toque, lo acaricie, lo huela, y tenga todo tipo de contacto con ellos. Existen libros que contienen sonidos incluidos y también trozos de lana, y de otros materiales para que los bebés disfruten también con el tacto. ¡Los hay también con olores!

Cuando estén un poquito más grandes, lo ideal es leerles en voz alta, siguiendo siempre las historias del libro. Es de especial importancia el tiempo que se dedica para tomar a los pequeños para sentarlos en las piernas y compartir con ellos el placer de leer un cuento, lejos de las distracciones de la televisión. Empezar con los cuentos tradicionales, clásicos, pero fundamentalmente elegir libros que agraden a todo el mundo. Si un libro resulta aburrido, olvídelo y busque otro que sea interesante. Desde muy chicos ellos empiezan a identificar, por ejemplo un bebé gateador ya sabe cual es el cuento donde esta el gato, o el tren, libros de imágenes solamente para los bebés; el niño se familiariza con los libros en la medida que los mismos están presentes en sus cotidianidades, y ojo hay que hacer un ritual cada día, pues son los rituales los que se convierten en hábito; cepillarse los dientes por ejemplo.

Los chicos empiezan a tener su cuento preferido y piden una y otra vez que se les
vuelva a leer y ojala los papitos y docentes se gocen la actividad de leerles cuentos, cambiando de voces, en fin, igual cuando sucede esto es bueno cambiar el texto por algo absurdo, por ejemplo y ... caperucita amarilla llevaba guisantes, carne, patatas, entonces el niño salta a corregir, hay que recordar que el planteamiento de situaciones absurdas proyectan la creatividad, hay que aprender junto con los chicos a ir construyendo un lazo de amistad eterna ojala, con los libros. Otra forma de estimular el interés del niño por los libros, es convertir un libro en un premio. Cada vez que haya que premiar al niño por algo importante, regalarle un libro es una excelente opción y ojala de su tema preferido, animales, princesas, dinosaurios, la luna, en fin; cuando el pequeño disfruta activamente de los libros, se le puede inducir a que él lea el cuento, basándose en la imágenes, resultan ser unos autores de una imaginación fantástica. También puede ser que el educador para la felicidad empiece inventando un cuento que se le olvida y el chico debe continuar, por ejemplo, una vez un gigante se fue al bosque encantado de las fantasías a buscar… y se le pasa la palabra al pequeño, este ejercicio resulta lindo, tierno, creativo y de un estimulo cuando son varios chicos; igualmente adivinar finales es… wao como una sopa de dedos gordos para los pequeñines, siempre es mejor leer que ver televisión. En otras circunstancias se le puede trasladar al niño el problema para ver que haría él en esa situación, siempre habrá respuestas suficientemente creativas como para escribir un anecdotario. Colorear cuentos es una opción perfecta, es dar la oportunidad de crear, o pintar sus propias historias, él hace imágenes y cuenta su propia ficción.

Cuando es claro que el chico se interesa por las historias, que se involucra con la trama, se identifica con los personajes, empieza a participar y a imaginar distintos finales, y a vivir variadas sensaciones riéndose, emocionándose, etc, hay que sorprenderlo con nuevos cuentos. Los sentimientos que promueve la lectura son infinitos, los valores como la responsabilidad, el respeto, un chico que adquiere el habito de la lectura jamás le teme a la soledad porque un buen libro es una excelente compañía, los chicos aprenden a saber acceder a la información y eso es uprioritario; la verdad Caricias Calientitas se inspira en Andrés Fernando que hoy después de 27 años es autodidacta, tanto es su habito de la lectura que supera los currículos universitarios, y lo mejor es que es Feliz!

Con Caricias Calientitas

viernes, 14 de noviembre de 2014

MASCOTA PARA LA FELICIDAD

Es frecuente que exista una mascota en la casa cuando llega un bebé pero no es necesario apartarlo de la casa ni del bebé, ya que por instinto siempre sabrá que un nuevo integrante en la familia debe protegerse y cuidarse. Y muchos piensan que cuando el bebé crezca será su compañero de travesuras y su aliado incondicional. Además se sabe que los niños que comparten su infancia con su mascota son mucho más sociables y no tienen temores con otros animales.

Para muchas personas las mascotas forman parte de su vida y se convierten en un miembro más de la familia con su propio espacio, sus necesidades y sus hábitos. Los perros, los gatos e incluso las aves o los roedores son animales extremadamente alegres que ofrecen compañía y mucho cariño. ¿Por qué no habría de seguir siendo así durante el embarazo? Una preocupación común entre las mujeres embarazadas que conviven con algún animal de compañía es si estar en contacto con sus mascotas entraña algún riesgo para el correcto desarrollo del feto y el buen fin del embarazo. Si se convive con una mascota y se queda embarazada, es necesario adoptar una serie de cuidados especiales para evitar posibles enfermedades durante el embarazo. Además, es importante prepara al animal de compañía para la llegada del bebé. Por ejemplo, hay que llevar a la mascota al veterinario para comprobar que tiene todas las vacunas que necesita o en su defecto administrarle las que le faltan. También conviene ser muy escrupuloso con sus hábitos de higiene como cortarle las uñas, bañarle y limpiar sus enseres con agua y jabón periódicamente para evitar la propagación de algunos parásitos habituales.

Durante el embarazo, tener un gato, es sinónimo de tomar algunas precauciones.
Por ejemplo, es aconsejable cocinar bien los alimentos que va a ingerir la mamita embarazada y utilizar guantes para trabajar en el jardín con plantas o limpiar las cajas de desechos de la mascota. Estas recomendaciones son importantes porque los gatos suelen portar el parásito Toxoplasma gondii, que puede conllevar complicaciones para mujeres embarazadas o transmitirse al feto. Como el parásito se disemina en las deposiciones de la mascota, las personas la adquieren a través del contacto directo con la tierra o plantas, o incluso al ingerir algún alimento contaminado como carne poco cocinada. Es útil que la mamita se haga una prueba para saber si tiene la enfermedad, y ya la ha experimentado eso hace inmune a la mamita, por lo que puede dejar de preocuparse. En caso de tener un perro también conviene llevarlo al veterinario para que compruebe que tiene en regla todas sus vacunas. Las más importantes son las del parvovirus, el coronavirus y la rabia. Al igual que con los gatos, un cuidado continuado de sus enseres personales ayuda a evitar riesgos y permite estar tranquila respecto a posibles infecciones.

Hay que tomar precauciones para evitar posibles enfermedades y accidentes en los niños pequeños: Vacunar la tu mascota, desparasitarlo frecuentemente de acuerdo a las recomendaciones del veterinario, mantener bien limpio al animal, jamás permitir que lama la cara de los niños, dado que puede transmitirle gérmenes, mucho menos permitirle a la mascota acostarse en las camas de los chicos; cuando nace un bebé no es aconsejable traer mascotas nuevas a la casa. Hay que elegir animales mansos y domésticos. A los chicos hay que inculcarles buen trato con las mascotas, que no los agredan; no le jalen la cola, o le quieten su alimento, pues todo animal tiene instintos animales y puede enojarse y agredir al pequeño con consecuencias perdurables. Por ningún motivo, bajo ninguna circunstancia se deben dejar solos a los niños con las mascotas, se conocen casos en diferentes partes del mundo que las mascotas han agredido de tal manera a los niños hasta causarles la muerte. Es importante cumplir con la reglamentación ciudadana frente a la convivencia de la mascota, ejemplo usar bozal si es necesario, recoger sus excrementos de la playa, las calles los jardines en fin.

Hay que enseñar a los chicos a querer los animales, como también a guardar las distancias con animales desconocidos, las mascotas de los vecinos; los chicos mas grandecitos deben aprender a identificar un animal enojado (cuerpo rígido, la cola tensa, el manto erizado y los ojos muy abiertos) de uno alegre y feliz (la cola en movimiento, la boca abierta con la lengua afuera y los ojos brillosos). También hay que enseñarles a evitar tocar animales no domésticos u otros animales que no conozcan. Los adultos jamás pueden garantizar que un animal no va a agredir, pues casos se han visto, perros de toda la vida, gatos mimados de varias generaciones en la casa y en un momento provocan ataques incalculados.

Seguramente los niños y su mascota serán amigos inseparables y también harán travesuras juntos. ¿Qué tipo de mascotas pueden entrañar algún peligro para el bebé o niño? Otro de los aspectos que los especialistas recomiendan valorar es el temperamento de la mascota, sobre todo si se trata de una de las razas consideradas como "más peligrosas". Si por ejemplo suele mordisquear o mostrar demasiada alegría con la llegada de visitas, sería necesario inculcarle ciertos hábitos más apropiados a la estancia del bebé en casa. En el caso de de tener un gato en casa es importante tener en cuenta una enfermedad que estos animales pueden transmitir al bebé. Se trata de la bacteria Bartonella henselae, que generalmente transmiten los cachorros de estos animales. Se contrae a través de un contacto estrecho con los gatitos, la saliva de éstos, o si los animales provocan rasguños o mordeduras en el bebé. Los síntomas de esta enfermedad son fiebre prolongada acompañada de dolor de cabeza y malestar general. También pueden aparecer ganglios en zonas del cuerpo donde se hayan podido producir los arañazos.

Otra recomendación importante para tener mascotas en un espacio compartido
con niños, es que el apartamento o casa preferiblemente sea grande, porque primero los animales no están “diseñados” para vivir en espacios estrechos, segundo el humor u olor de los perros sobre todo es muy fuerte y llega a dominar el ambiente del hogar son sitios que huelen a perro. Si hay bebés gateadores, mucho cuidado pues las mascotas pueden asumir como juego alcanzar el objeto o juguete del bebé, y se pueden presentar accidentes lamentable. En cuanto a otro tipo de animales de compañía, los expertos recomiendan que los niños menores de cinco años eviten tener como mascotas a erizos, hámsters, pollos y reptiles en general. Estos animales, además de presentar mayor riesgo de mordedura o arañazo, podrían facilitar el contagio de la salmonella más fácilmente que otros.

Por último para los chicos y adultos hay que dejar claro que los utensilios como platos para la comida No deben ser compartidos con las mascotas, y nuevamente sobre el espacio, cuando son pequeños y los perros por ejemplo pueden tumbar al niño, o su mesita de comedor, o en su triciclo, las mascotas con las debidas distancias.

Con Caricias Calientitas



sábado, 8 de noviembre de 2014

ALERTAS PARA LA FELICIDAD

Caricias Calientitas un blog concentrado en ofrecer alternativas eficientes y eficaces para que la familia, jardineras, educadores, tengan elementos puntuales para inspirar la formación del sentido humano feliz desde la primera infancia, cuando debe ser; presenta hoy un vídeo sencillo, que de alguna manera traduce los clamores de nuestros niños para llevar vidas mas placenteras y acertadas, es decir los papitos lo aplican y como por arte de magia los chicos van aprendiendo a vivir en la felicidad!.

Por supuesto para alcanzar tan noble propósito, Caricias Calientitas incluye, el albedrío del conocimiento como herramienta preferente en nuestro esfuerzo, que contribuya en justa medida a una justicia social con amor. Volviendo al video, se puede extraer de él, reflexiones en torno al qué-hacer cotidiano con el niño, a que los adultos piensen antes de proferir regaños sin sentido e inoficiosos que causan traumatismos en la formación afectiva del menor; jamás permitir que el niño haga su santa voluntad, tampoco; obviamente existir normatividad, limites que respetar, y como siempre recordar que el mejor maestro es el ejemplo, indiscutiblemente este vídeo no es una camisa de fuerza, solo pretendo que se convierta en la musa perfecta que inspire a los educares para la felicidad.

Es tan sencillo que la familia eduque para la felicidad, porque si se parte del
ejemplo, esto se traduce en familias felices, y por ende sociedades felices, pero aun existe maldad, cómo es posible que a una chica de 4 años que pregunta “por qués” se le amenace con que Dios la va a castigar por preguntona, por favor, a veces pasan por mi mente métodos para castigar a las familias que impiden con su actitud la felicidad de sus chicos. La autonomía, es vital, pero resulta que para la familia moderna es mas fácil educar chicos autómatas, en fin.. solo quiero que de verdad tanta palabrería con respecto a los niños se traduzca en acciones concretas que los eduque para la Felicidad!

También incluyo el siguiente artículo, que se refiera el tema de hoy: La primera infancia marca unas huellas imborrables a lo largo de la vida.

Con  Caricias  Calientitas 

viernes, 31 de octubre de 2014

ANTIFACES PARA LA FELICIDAD

Los tiernos bebés también pueden participar de celebraciones, y también de una fiesta de disfraces, se deben elegir personajes, tiernos, buenos, alegres, positivos, pueden ser animalitos, incluso personajes. Para los más grandecitos personajes de series de TV, películas siempre infantiles, cuentos, las princesas, el gato con botas, de cine e inclusive animalitos. Existen personajes clásicos como los de plaza sésamo, el osito pooh, campanita; un caracol y una mariquita para gateadores, o angelitos y bueno muchos quieren disfrazarse, los que ya hablan quieren su personaje favorito, a los mas pequeños las mamás deciden por ellos a su gusto, aunque lo mejor de cada disfraz es que conserve la identidad infantil.

Se trata de proporcionarles un rato feliz, pues entonces el disfraz no debe incomodar para nada al niño, se debe sentir a gusto con él, el material acorde al clima, los zapatos muy importante de su talla, hay que prevenir accidentes, los súper héroes casi no van, aunque les encante, pero sucede y nuevamente sale a relucir la imitación… entonces los pequeños aun no son hombres araña, ni de acero como superman y mucho menos pueden volar.

Los disfraces los hay también nefastos, las brujas, los ogros, la muerte, disfraces
para nada, aptos para un menor, es como darle alas para que incursionen en la maldad. Hay que disfrazar con la imaginación en acción, involucrar al pequeño en la temática, si aun no tiene esa capacidad es porque no esta listo para disfrazarse, mucho menos para empalagarse de dulces; pilas con las mascaras los acaloran no permiten ver bien a los niños.. es mejor usar maquillaje especial, jamás vinilos, los maquillajes deben ser sencillos, teniendo presente la imitación que le encanta a los niños, incluso a muchos no les gusta ni disfrazarse y mucho menos maquillarse; esto es como el refrán: “hijo ponte el saco que tu mamá tiene frío”; se podría concluir que el disfraz debe ser concertado. Lo importante es que nunca se les maquille su inocencia, la espontaneidad y la ternura, es mas los niños con un toque exterior están listos para pedir dulces, total ellos llevan puesto siempre el vestido de la alegría, adornado con mil fantasías, sueños y deseos, igual todo es color brillante, todo es paz, amor y felicidad.


De pronto los adultos de súper héroes quedan regios, repartiendo dulce en los pabellones infantiles de los hospitales, en los orfanatos, para eso hay que dejar al alma sin disfraz, hay que hacer gala de su principal vestido la generosidad!

En últimas todos los seres humanos llevan un gran disfraz por la vida, sin embargo el mejor disfraz para hoy y siempre es el de la felicidad el disfraz de niño, dejar ser al niño que todos llevan dentro.

Con caricias Calientitas. 

domingo, 26 de octubre de 2014

SENTIMIENTOS PARA LA FELICIDAD

Educar para felicidad desde la primera infancia, demanda tener y expresar con ejemplo un mayor equilibrio entre mente y corazón, y los chicos actuales tiene más a flor de piel la sensibilidad, expresan mas sentimientos, aunque hay momentos o situaciones que marcan, porque está claro por ejemplo, que lo masculino y lo femenino, tiene que ver con el hemisferio izquierdo, con los procesos de pensamiento y el lenguaje; y que lo femenino tiene que ver con la sabiduría, la intuición, y el amor.

Entonces los chicos desde que nacen vienen dotados, impregnados e una gran sensibilidad, que los hace más tiernos, cariñosos, y mientras van creciendo van siendo mas conscientes de su comportamiento, y de cómo este afecta al mundo que los rodea. Sería fantástico que desde pequeños toda la raza humana accediera a la posibilidad de entender las Leyes del Universo, seguramente se evitaría mucho dolor y sufrimiento.

Aún desde bebés, se les debe estimular su sensibilidad, desde cualquier credo
religioso que ejerzan sus papitos, en últimas todos los dogmas religiosos le apuestan a la práctica del amor y la bondad, alrededor de estos sentimientos gira su interacción con familia, vecinos, amigos. Esta es una forma de seducirlos e inmiscuirlos en la bondad, de vivir siempre, cada momento con un tinte de sensibilidad, es enseñarlos a vivir con amor! Incluso e abordar una religiosidad con mucho amor.

Sensibilidad viene de sentir, y hay un principio universal, un sentimiento que se llama “Gratitud”, que bueno es que desde chicos, aprendan a agradecer por sus bendiciones, por simples y encillas que sean, agradecer por los seres queridos, dar más sentido a todos los momentos de la vida, y definitivamente hay que empezar por agradecer. Que el agradecimiento, se convierta en un hábito de toda la vida, dar gracias puede ser la forma de disfrutar la vida más ennoblecedora y de paso se están generando sentimientos de aprecio y gratitud. Ahora bien, esta acción va de la mano con hacerles sentir el afecto, el cariño, la admiración, eso los hace sentirse felices, y cuando el chico así sea un bebé manifiesta incomodidad, llanto, mala carita, es solo endulzar su momento con una caricia, una palabra amorosa, una sonrisa, un gesto de cariño, así ellos van percibiendo sensibilidad venida de sus papitos. Y en repetidas ocasiones agradecer, ya sea a Dios, la vida, en fin, ¡gracias por este maravilloso hijo! Gracias por este rico desayuno!, Gracias porque estamos sanos! En fin millones de motivos para agradecer!

Incluso, cerrar los ojos, para desear que papito llegue bien, para desear que el hermanito se mejore, y así existen muchos motivos para desear, agradecer, soñar, también, respirar profundo y permitir que los chicos imiten es una forma de llenarlos de sensibilidad, es que todos los momentos son aptos para estimular la sensibilidad, hasta después de un berrinche esta acción resulta una oportunidad para tranquilizar al pequeño y aprender una lección; quizás se puede también en los chicos de tres años en adelante cuando cierran los ojitos, hacer ejercicios de relajación, hablarles suavemente de sus pies, sus rodillas, inicialmente se le pueden ir tocando con mucha sutileza las partes del cuerpo mientras se nombran.

La opción de educar sensiblemente a un niño es una tarea fascinante para los papitos o los adultos que tienen a su cargo el cuidado, y aunque no existen fórmulas sencillas para el cultivo sensible, hay algunas orientaciones reflexivas que pueden ayudar mucho en este empeño. Al igual que el desarrollo cognoscitivo, el desarrollo de la sensibilidad es un proceso natural que ocurre espontáneamente si el niño encuentra apoyo y circunstancias apropiadas. Así como está la prioridad de atender las necesidades físicas e intelectuales de los niños a medida que avanzan en su proceso de crecimiento y desarrollo, de igual manera es necesario fomentar en los hijos el desarrollo y fortalecimiento de los buenos sentimientos. Si la orientación de los sentimientos no está presente durante la primera infancia, el niño cuando se encuentre con acciones puras de sensibilidad considerará extraño al proceso y tendrá el concepto de que no es indispensable, es como inducirlos en el conocimiento de sí mismos, como decía Heráclito: “el que conoce lo externo es un erudito, el que se conoce a sí mismo es un sabio”, por su puesto esta afirmación aplica a los adultos también.

La sensibilidad de un niño es espontánea y única. Con su inocencia, los niños
pueden recordar a los adultos una sensibilidad que es sencilla, directa e increíblemente original. Con su dulzura y ternura, los niños hacen evocar creencias, sentimientos y valores esenciales. La formación de la sensibilidad de un niño se logra por medio de una estrecha comunicación entre los papitos y éste, en la que se dan respuesta a muchas preguntas esenciales de la vida.

Los siguientes elementos son fundamentales dentro del proceso de fomentar la sensibilidad en los niños según expertos en el tema: Crear confianza con el hijo. El amor y la confianza constituyen los dos sentimientos fundamentales para la relación entre los papitos y los hijos. El niño necesita sentirse lo suficientemente seguro para poder explorar, puesto que la exploración en la niñez se constituye en un elemento esencial de su sensibilidad en el sentido de que cuando los niños empiezan, por ejemplo, a apreciar la naturaleza, surgen entonces las preguntas sobre quien hizo la luz del sol, por qué llueve, etcétera, escalones importantes en la formación de la dimensión sentimental. Cultivar la libertad como una cualidad característica de un hogar sensible y debe garantizarle al niño, libre de inhibiciones, expresar ideas, hacer preguntas y manifestar dudas acerca de los sentimientos. Aparece aquí el reto grande, tratar de no reprimir al hijo, pero tampoco permitirle que vague sin ninguna orientación, cultivando una sensibilidad que combine la orientación con la tolerancia, en una relación caracterizada por la comunicación asertiva y el respeto mutuo. Demostrar interés en la vida del hijo, para poder crear un clima sensible en la vida del hijo es necesario invertir tiempo, cariño y aportar una gran dosis de sinceridad por parte de los papitos. El ejercicio de una auténtica capacidad de escucha es fundamental, reconociendo al niño como un interlocutor válido de acuerdo con el momento de su desarrollo.

La pregunta del millón, ¿cuándo iniciar la formación de su sensibilidad? Nunca es demasiado temprano para comenzar, ni siquiera el momento en que respira por primera vez. En algunas culturas aborígenes hay rituales muy tempranos, al igual que en el Islam y otras religiones, que marcan tempranamente el comienzo de la vida sensible del niño. Es importante tener en cuenta, que desde el nacimiento, todos los niños son sensibles a su entorno, saben si se les carga con ternura o con los brazos tensos y mucho antes de aprender el lenguaje saben si las voces o las miradas son amistosas o amables, bruscas o indiferentes. En la formación de los bueno sentimientos de los niños como en todo el proceso de la crianza, el ejemplo es el mejor maestro.

La seguridad de su sensibilidad consiste en hacer recordar lo más a menudo posible al bebé, su lugar de origen. Reiterarle varias veces al día, verbal o mentalmente: “Tu vienes de la Luz, eres un ser de Luz. Eres divino, tu esencia es Luz. Eres un niñito de Luz y Amor, tu única función en la Tierra es irradiar esta Luz y Amor, no importa lo que pasa”. Eso es porque alrededor del bebé, muchos se preocupan de asuntos materiales, hay inquietudes familiares, hay las propias angustias de los adultos y disputas, a veces. Las palabras que escuchan son acerca del pañal sucio que hay que cambiar… ¡otra vez! ¡De cuan cara es la vida, especialmente los pañales desechables! del cansancio de los adultos, el fastidio, etc. Esto perturba al recién nacido que todavía está muy conectado con su lugar de origen. Háblenle de luz, de amor, de paz en la Tierra: cuánto estábamos esperando su llegada, cuánto honramos su decisión de venir aquí, etc… En nuestras propias palabras, de corazón. Esto nos hace recordar que nosotros también somos este niñito de Luz y Amor, y que nuestra única función en la Tierra es irradiar esta Luz y Amor, no importa lo que pase. Para poder recibir como merecen a los niños y niñas del Tercer Milenio, es indispensable que los futuros papitos se preparen, tomen clases, formen grupos de apoyo con terapeutas. Hay que cuidar la cualidad de la concepción, del embarazo y del parto.

Cuando nace darle una bienvenida lo mas cálida, dulce, tierna, cariñosa que sea
posible, está tarea a cargo de la mamita, el papito, pero si se quedan mudos de la emoción, es bueno acudir a un ser carismático, dulce que haga la bienvenida. Obviamente el tono de la voz debe ser dulce, suave, melodiosa, y más rico aun, acariciarle cada parte de su cuerpecito, y decirle que es sano y bello, que es amor, que es felicidad, ojala este ritual de bienvenida sea mientras el recién nacido descansa de su viaje en el pecho de la madre, y hay una cosas las visitas, gracias pero es mejor esperar siquiera un mes, es que llegan alborotadas a buscar parecidos, opinar, todos quieren verle los ojos, y esto no es apropiado ni para el bebé ni la mamita.

Con Caricias Calientitas.

viernes, 17 de octubre de 2014

EJEMPLOS PARA LA FELICIDAD

Desde su nacimiento Caricias Calientitas, se refiere en todas sus publicaciones al ejemplo, pues se llegó el día de dedicarle este espacio al ejemplo! El mejor maestro, porque eso es el ejemplo un maestro certero para bien o para mal siempre es el rey de la enseñanza su pedagogía arrasa o aplasta cualquier conocimiento de tablero; entonces es importante que tanto en casa como en el colegio, los mayores den un buen ejemplo, pues son las mejores enseñanzas y la que mejor retienen los más pequeños y para toda la vida.

Es importante complementar la educación de los más pequeños con un buen ejemplo. No solo lo que aprenden en los libros es importante. El tópico de que los niños son como esponjas, es bastante acertado. Pero además suelen tener una particularidad, siempre retienen mejor los malos ejemplos (las palabrotas, los gestos incorrectos, etc.). Por eso es importante la forma de actuar de las personas que le rodean, y lo que es peor en algunos núcleos familiares se les celebran actuaciones erróneas con las disculpa que es pequeñín...Si es preciso se les puede llamar la atención y explicarle con delicadeza y mucha claridad porque una cosa está bien o mal hecha, siempre que sea posible, hay que razonar, ojala apoyados con parábolas, metáforas, su comportamiento. Lo que no debe hacer el adulto es armar un escándalo en público, poniendo en evidencia al niño. Se debe hacer en privado. Tampoco es correcto discutir con otro u otros mayores el “regaño o castigo” impuesto por una falta del niño. Si no está de acuerdo lo mejor es discutirlo en privado. Y no debe cuestionar nunca en público la autoridad de la otra persona (su mamita, su papito, su abuelita, etc.). Tampoco es un comportamiento demasiado correcto dar "refugio" o cobijo al niño con mimos y dejando en mal lugar a la persona que le ha regañado. Es un mal ejemplo para el niño que aprenderá a solicitar este "apoyo" siempre que le llamen la atención.

Por su puesto el comportamiento y el ejemplo ajeno también es una buena fuente
de aprendizaje. Cuando otro menor hace algo que no debe puede ser un buen momento para indicarle a su pequeño lo que no se debe hacer y por qué; es realmente increíble que los adultos imponen normas y normas, y jamás se les ocurre dar porque, pues hay que exponer argumentos razonable, de los contrario la norma quedará sin piso. En un parque, en un centro comercial, etc. puede encontrar muchos ejemplos (por desgracia) de lo que no se debe hacer. Utilícelos con mucho amor, respeto, delicadeza con los pequeños.

En ciertos momentos, es importante también explicarles a los más pequeños las posibles consecuencias de su mal comportamiento, aquí volvemos a los por qués. Que aprendan a que ser maleducados o tener un comportamiento incorrecto les puede acarrear una exclusión o penalización (quedarse sin jugar a su videoconsola de juegos, sin ver su programa favorito de la tele, etc.). Por el lado contrario, también hay que premiar un comportamiento correcto de los más pequeños cuando se portan bien en el cine, en casa de un amigo o familiar, en la calle o en un parque, etc. Haciendo un paralelo con la informática, los niños son como un ordenador que viene con el "disco duro" vacío. Y son los mayores a su cargo los que deben ir "grabando" en él los conocimientos necesarios para que tenga un correcto desarrollo en todos los sentidos, y lograr formar a una personita feliz, que utilizará, con toda seguridad, esos conocimientos adquiridos (grabados en su disco duro) durante el resto de su vida. Por eso es tan importante darles una buena educación para la felicidad, que va basada en el respeto por la diferencia, porque es un pilar básico para toda su vida.

Hay que tener presente que siempre es mejor razonar que imponer. Que siempre es mejor premiar que castigar. No hay nadie que influencie más a un niño que sus papitos, los adultos mas allegados al pequeño, los niños observan e imitan a los adultos y de ellos aprenden los nuevos comportamientos. Igual que los niños copian hábitos positivos como pedir las cosas por favor y dar las gracias, conocidas como las palabras mágicas, también pueden adaptar a su vida actitudes alimenticias positivas. Dado que los adultos son un modelo para los hijos, es importante que los papitos analicen el comportamiento alimenticio de los más grandecitos, para asegurarse de que están poniendo un buen ejemplo. Los niños aprenden del ejemplo, para tener una idea de cómo la actitud de los adultos puede influenciar a los hijos, es oportuno pensar en lo siguiente: ¿El chico se la pasa todo el día comiendo galguerías? ¿Ve televisión mucho tiempo sin compañía y además come mientras ve la tele? Y así, se pueden plantear infinidad de preguntas, que buscan respuesta en la observación, preguntas sobre hábitos, se acuesta sin lavarse los dientes? Grita con frecuencia a la mamá?, pide las cosas a gritos?, pelea con sus compañeritos? y resuelve sus problemas con puños? nunca recoge los juguetes?, dice malas palabras? Si la mayoría de las respuestas son positivas, pues ¡SOS! Los chicos están recibiendo mensajes dañinos para sus hábitos, actitudes, habilidades y destrezas para una vida feliz. Y yendo mas hondo es el momento de revisar los ejemplos que dan los papitos, los adultos que mas comparten con ellos, incluso sus hermanitos mayores, estos ejemplos si que calan! Es que es obvio que es imposible tener buenos hábitos, actitudes y desarrollar habilidades y destrezas ideales, optimas para una vida feliz, si es esta creciendo en un medio que carece de todas estas herramientas, un habitad de malos ejemplos, es que si un papito grita para pedir algo en la casa, el chico aprende a gritar, si la mamita le encanta ser victima y llorar ante todo, el chico aprende eso; si en el comedor los adultos toman gaseosa, en vez de jugo y no comen verduras, igual harán los chicos. Existe un chiste flojo que dice: que un mandatario muy prestigioso viajó a Paris, y su regreso los periodistas le preguntaron que le había impresionado, y él contestó, pues que los niño a los 2 años hablan francés; así es en la vida de los niños aprenden del ejemplo, cómo hablar otro idioma si todos les hablan en francés?

Y no es por molestar, pero aquí los únicos culpables de chicos maleducados,
malcriados son los adultos, tener hábitos, destrezas, habilidades, actitudes para la felicidad puede ser muy difícil para niños que reciben mensajes contradictorios, ejemplos inapropiados,  por  ejemplo chicos  que  desde  bebés  se  arrullan  con un  televisor  todo  el  día..  es  imposible  que  sean  buenos  lectores.. . Los comentarios mentirosos que hacen los papitos delante de los niño, o las criticas a familiares o amigos mas tarde se convierten en motivo de mofa social, y los papitos dice: Ay! De dónde habrá sacado eso?” pues vale recordar que los niños repiten lo que oyen  incluida  la  tele; y entonces aparecen los sentimientos de culpa. Las acciones enseñan más que las palabras. Poner un buen ejemplo en cuanto a la alimentación promueve un buen comportamiento alimenticio. El aprendizaje del comportamiento infantil se basa en la imitación, desde pequeños van imitando las conductas de sus mayores, tanto las positivas como las negativas. Año tras año, están inmersos en un ambiente que les queda grabado en el disco duro y luego lo repiten. Si chillas, chillan; si eres ordenado, ordenan; si lees, leen... Aprenden de ti lo bueno, lo mejor y también lo peor. Por eso es bueno disculparse cuando te equivocas e intentar ser un buen ejemplo para ellos. Vale más una imagen que mil palabras. Incluso las relaciones de pareja influyen notablemente el compartimiento que asumirán los chicos en la edad adulta, los medios de comunicación si que interfieren en la buena educación de los chicos, las novelas son nefastas, las propagandas les incitan a tener buena autoestima en la medida que sus consumos obedezcan fielmente a los mensajes imperativos de las propagandas, a las niñas se les promueve que su sueño debe ser, ser modelos, reinas, que solo su apariencia física es lo importante, a los chicos se les insista a tener novias como juguetes.. en fin!

Un bonito escrito deja al descubierto que el ejemplo es el mejor maestro:

LOS NIÑOS APRENDEN LO QUE VEN...
Si un niño vive con hostilidad, aprende a pelear.
Si un niño vive avergonzado, aprende a sentirse culpable.
Si un niño vive con tolerancia, aprende a ser tolerante.
Si un niño vive con estimulo, aprende a confiar.
Si un niño vive apreciado, aprende a apreciar.
Si un niño vive con equidad, aprende a ser justo.
Si un niño vive con seguridad, aprende a tener fe.
Si un niño vive con aprobación, aprende a quererse.
Si un niño vive con aceptación y amistad, aprende a hallar AMOR EN EL MUNDO.

De manera papitos que a vivir en armonía, respeto, dulzura, tolerancia, sonrisas, comprensión, buenos modales a vivir con amor y felices para así garantizar niños felices!

Con Caricias Calientitas

domingo, 12 de octubre de 2014

ESTIMULACIÓN PARA LA FELICIDAD

ESTIMULACIÓN PARA LA FELICIDAD

Todos los progenitores quieren, desean, anhelan bebes genios, y la idea es que antes que genios sean felices y autónomos; entonces la estimulación adecuada, fácil y divertida mediante actividades con bases científicas, que aplicadas en forma sistemática y secuencial permita a los pequeños el máximo desarrollo de sus capacidades cognitivas, físicas, emocionales y sociales.

La estimulación adecuada es un juego amoroso que le ayuda al bebé a desarrollar su habilidad mental, su motricidad gruesa y fina, la memoria, a aumentar el tiempo de atención y de concentración, y su curiosidad, ahora la estimulación si bien contempla una serie de ejercicios, masajes y caricias (sin un propósito claro), es mucho más que eso, la estimulación adecuada es conocer cada paso del proceso de formación de la estructura cerebral infantil; y depende de la oportunidad que se le da de recibir estímulos, los papitos y mamitas son los formadores y propiciadores de un entorno saludable integralmente, de ellos depende el interés que ponen los chicos en explorar su mundo. El ejemplo es excelente maestro, pero el entorno, el habitad, el ambiente es el que forma actitudes, aptitudes y habilidades, en ese orden de ideas el pequeño debe tener un espacio rico en estímulos adecuados, la estimulación adecuada es el principal formador de la felicidad de los hijos.

Nuevamente recalcar en las n mil definiciones de estimulación adecuada, como
el conjunto de medios, técnicas, y de inter-actividades que se aplica en la primera infancia con eficacia y autonomía, en el cuidado y desarrollo del infante. Durante esta etapa se perfecciona la actividad de todos los órganos de los sentidos, en especial, los relacionados con la percepción visual y auditiva del niño, esto le permitirá reconocer y diferenciar colores, formas y sonidos. Por otro lado, lo procesos psíquicos y las actividades que se forman en el niño durante esta etapa constituyen habilidades que resultarán imprescindibles en su vida posterior. La estimulación adecuada busca estimular al niño de manera oportuna, el objetivo no es desarrollar niños precoces, ni adelantarlos en su desarrollo natural, sino ofrecerle una gama de experiencias que le permitan formar las bases para la adquisición de futuros aprendizajes.

Desde que nacen hasta los 3 años el niño establece particularidades en el desarrollo: Se caracteriza por su ritmo acelerado del desarrollo del organismo, presentan una orientación elevada con respecto al medio, manifiestan emociones y preferencias alimenticias y de objetos o juguetes. Para favorecer el óptimo desarrollo del niño, las actividades de estimulación se enfocan en cuatro áreas: área cognitiva, motriz, lenguaje y socio emocional. Son varias las aéreas de estimulación; la cognoscitiva le permite al pequeño comprender, relacionar, y adaptarse amablemente a nuevas situaciones, haciendo uso del pensamiento y la interacción directa con los objetos y el mundo que lo rodea. Para desarrollar esta área el niño necesita de experiencias, así el niño podrá desarrollar sus niveles de pensamiento, su capacidad de razonar, poner atención, seguir instrucciones y reaccionar de forma rápida ante diversas situaciones. 

El área motriz está relacionada con la habilidad para moverse y desplazarse, permitiendo al niño tomar contacto con el mundo. También comprende la coordinación entre lo que se ve y lo que se toca, lo que lo hace capaz de tomar los objetos con los dedos, pintar, dibujar, hacer nudos, etc. Para desarrollar esta área es necesario dejar al niño tocar, manipular e incluso llevarse a la boca lo que ve (guardadas las proporciones), permitir que explore pero sin dejar de establecer límites frente a posibles riesgos. El lenguaje ojala el del amor, un lenguaje positivo, motivador, de celebración, respetuoso, que le permita al niño comunicarse con su entorno y abarca tres aspectos: La capacidad comprensiva, expresiva y gestual. La capacidad comprensiva se desarrolla desde el nacimiento ya que el niño puede óigase bien, léase perfecto el niño puede entender ciertas palabras mucho antes de que pueda comunicar un vocablo con sentido; por esta razón es importante hablarle constantemente, de manera articulada relacionándolo con cada actividad que realice o para designar un objeto que manipule, de esta manera el niño reconoce los sonidos o palabras que escucha asociándolos y dándoles un significado para luego imitarlos. El lenguaje también demanda de partes de los papitos y mamitas, que le permitan expresar, cuando el chico señala el pan, porque quiere pan, estimulemos su vocablo, preguntando qué quieres, antes de pasarle el pan, agua es una palabra sencilla de ella viene el sonido gutural que es el primero que emite el bebé, entonces quieres agua? Agua, repetir, hay que recordar que ellos aprenden por imitación.

En el área socio-emocional, van incluidas las experiencias afectivas y la socialización del niño, que le permite sentir esa sensación agradable de ser querido y estar seguro y protegido, además capaz de relacionarse con otros de acuerdo a normas comunes. En la estimulación adecuada de esta área los papitos, adultos, que cuidan al pequeño tienen un papel protagónico, pues son los primeros generadores de vínculos afectivos, es importante brindarles seguridad, cuidado, atención y amor, además de servir de referencia o ejemplo pues así los chicos aprenden a comportarse frente a otros, a relacionarse adecuadamente, en conclusión, aprenden a ser personas de bien y sobre todo felices, los valores de la familia, el afecto y las reglas de la sociedad le permiten al niño, poco a poco, dominar su propia conducta, expresar sus sentimientos y ser una persona independiente y autónoma.

Obviamente, estas apreciaciones tienen bases científicas, las investigaciones
afirman que el cerebro evoluciona de manera sorprendente en los primeros años de vida y es el momento en el que hace más eficaz el aprendizaje, esto porque el cerebro tiene mayor plasticidad, es decir que se establecen conexiones entre neuronas con mayor facilidad y eficacia, esto proceso se presenta aproximadamente hasta los seis años de edad, es decir en la primera infancia, a partir de entonces, algunos circuitos neuronales se atrofian y otros se regeneran, por ello el objetivo de la estimulación adecuada es conseguir el mayor número de conexiones neuronales haciendo que éstos circuitos se regenere y sigan funcionando. Para desarrollar la inteligencia, el cerebro necesita de información.

Los chicos reciben información de diversos estímulos a través de los sentidos, lo hacen día y noche; si estos estímulos son escasos o de pobre calidad, el cerebro tarda en desarrollar sus capacidades o lo hace de manera inadecuada, por el contrario al recibir una estimulación adecuada y oportuna el chico va adquiriendo niveles cerebrales superiores y logra un óptimo desarrollo intelectual. Un paréntesis, la oportunidad es vital en la estimulación pues no todos los momentos son “oportunos” para tal o cual acción, por ejemplo mientras el chico come para nada es oportuno sentarlo en la bacinilla y lo digo porque he visto y en el mercado tienen sillas de doble función, o mientras se baña practicar un baile, o incentivar actividades de equilibrio..! Volviendo al tema central, así por ejemplo, al escuchar la voz de la mamita, percibir el olor del biberón o recibir una caricia: se produce una catarata eléctrica que recorre su cerebro, para despertar conexiones neuronales aún dormidas.

Los humanos somos los seres más dependientes de los padres o adultos en comparación con el resto de los seres vivos, la razón básica consiste en que el cerebro humano, requiere de un proceso de maduración por mucho más tiempo que el de la mayoría de especies. Los animalitos recién nacidos caminan y buscan la leche de su madre, un bebé, sin embargo, tarda algo más de una año en empezar a caminar, por lo que su supervivencia depende en extremo de la protección del adulto, esta total indefensividad es consecuencia de un cerebro aún por formar. 

La estimulación adecuada tiene por objetivo aprovechar esta capacidad de aprendizaje y adaptabilidad del cerebro en beneficio del bebé, basada en repeticiones; su cerebro es capaz de adquirir toda otra serie de conocimientos mediante la repetición sistemática de estímulos o ejercicios simples. Con la repetición se consigue reforzar las áreas neuronales de interés. Las habilidades, aptitudes y actitudes dependen 50% de los estímulos y 50% de la manera como se brinden. El cerebro humano es tan dinámico que es muy fácil formar niños llenos de conocimientos o habilidades, pero se requiere de pasión, motivación, amor, interés, atención, dedicación, de lo contrario podrían tener efectos anti-todo o niños "sabelotodo" pero incapaces de crear, organizar y gestionar. Sin pasión, ni felicidad.

Con Caricias Calientitas